miércoles, 21 de diciembre de 2011

UNA SENTENCIA CONTRA LEGEM: EL DEMANDADO RECONOCE LA RELACIÓN LABORAL, PERO LOS JUECES LE PIDEN AL TRABAJADOR QUE PRUEBE EL RESTO.

Expte: 16.285
Fojas: 372

                                En la Ciudad de Mendoza, a los veinte días del mes de diciembre de 2011, se reúnen en la Sala de Acuerdos los Sres. Jueces de la Excma. Quinta Cámara del Trabajo, Dras. Viviana E. Gil, Esther I. Baglini y Dr. Antonio Sánchez Rey con el objeto de dictar sentencia en los autos Nº 16.285 caratulados “ALESSANDRA, YOHANA ESTEFANIA C/ RODRIGUEZ CRISTIAN Y OTS. P/ DESPIDO” de los que
                               Mendoza, 20 de diciembre de 2011.-
                               Y VISTO:
                               El llamado de autos para dictar sentencia de fs. 371, de los que
                               RESULTA:
                               A fs. 16/23 vta el Dr. MARIANO GABRIEL LUSVERTI, en nombre y representación legal de YOHANA ESTEFANIA ALESSANDRA, conforme poder especial para juicios apud acta que acompaña,  promueve demanda ordinaria en contra de CRISTIAN RODRIGUEZ Y CLAUDIA ALEJANDRA GARCÍA, persiguiendo el cobro de la suma de $ 29.557,56  o lo que en más o en menos resulte de las pruebas, intereses y costas.-             
                               En su relato fáctico, dice que su mandante trabajó para los demandados, desde el día 19 de junio de 2006 cumpliendo tareas de administrativa A conforme CCT N°  130/75 hasta el día 31 de mayo de 2007.-
                               Manifiesta que las tareas que desempeñaba su representada era de administrativa, de recepción, cobro de cuotas, y atención de los socios de los gimnasios que poseen los demandados.-
              Infiere que los demandados son esposos y dirigen dos gimnasios en carácter de socios de hecho y bajo la denominación de “PROFORM” ubicados uno en calle Buenos Aires 269 y el otro en calle San Juan 1383 – 1er.Piso ambos de esta ciudad de Mendoza.-
                               La jornada de trabajo era de lunes a viernes de 12.oo a 23.oo horas y los sábados de 10.oo a 19.oo horas, no abonándosele ni el sueldo correspondiente al CCT., ni las horas extras y no se la registra en legal forma.-
                                   Ante dicha situación, su representada remite al codemandado CRISTIAN RODRIGUEZ en fecha 29 de mayo del 2006, telegrama emplazatorio según ley 24013 y además en el plazo de 48.oo horas reclama pago diferencias salariales, horas extras y aguinaldo haciendo reserva del débito laboral según art.1201 CC., remite copia ídem texto a la AFIP.-
                                   CRISTIAN RODRIGUEZ responde negando relación laboral y el día 31 de mayo del 2007 CLAUDIA ALEJANDRA GARCIA mediante carta documento que remite a la actora notificando que rescinde de sus servicios por ausencias a su lugar de trabajo y solicita concurra el día 08 de junio del 2007 a retirar la certificación laboral y percibir la liquidación final.-
                                   Ante ello, la actora contesta el día 06 de junio del 2007 rechazando la carta documento que remitiera CLAUDIA ALEJANDRA GARCIA, se considera despedida y emplaza término 48.oo horas pago rubros no retenibles e indemnizatorios de ley y en treinta días efectuar entrega de certificado de aportes y remuneraciones bajo apercibimiento art.80 y 132 LCT..-
                                   La codemandada CLAUDIA ALEJANDRA GARCIA responde mediante carta documento de fecha 08 de junio del 2007 advirtiendo que ella no fue emplazada con anterioridad al distracto que se produjo según la naturaleza del contrato de periodo de prueba.-
                                   La actora envía el día 14 de junio del 2007 telegrama a CLAUDIA ALEJANDRA GARCIA advirtiendo haber emplazado en legal forma a los socios de hecho por lo que rechaza el despacho postal de la codemandada y el periodo de prueba que se invoca.-
                                   En fecha 02 de febrero del 2007 la actora remite telegrama al codemandado CRISTIAN RODRIGUEZ con el siguiente texto “RENUNCIO AL EMPLEO DESDE 01-02-07, instrumento epistolar que se agrega a fs.323 de los autos.-
                                   A fs. 324/325 glosa certificación de servicios y remuneraciones de fecha 16 de julio del 2007 debidamente legalizada por escribano público.-
                                   Formula liquidación, ofrece la prueba y funda el derecho.-
                                   A fs.46/51 y vta. la demandada contesta.-
                                   Invocando el imperativo procesal efectúan negativa genérica de todo cuanto no sea expresamente reconocido y en especial se niega que: la actora haya prestado servicio para GARCIA en las fechas que indica; que haya trabajado de modo indeterminado, por tiempo completo y en jornadas laborales que señala; tenga acreencia alguna por horas extras; que haya trabajado para GARCIA en el local de calle Buenos Aires 259 de ciudad de Mendoza; que el distracto se haya originado por culpa de GARCIA; que se haya desempeñado en ambos locales; que haya trabajado para RODRIGUEZ desde el día 01 de febrero del 2007; que exista sociedad de hecho entre ambos demandados y que sean propietarios de los gimnasios de calle Buenos Aires y calle San Juan de Mendoza.-
                                   En relación al codemandado CRISTIAN RODRIGUEZ la actora prestó servicios en el mes de enero del 2007 en el gimnasio que ubica en calle Buenos Aires 259 de ciudad Mendoza que se denomina “PROFORMA” y lo hizo hasta el día 01 de febrero del 2007 en que remite libre y voluntariamente telegrama de renuncia al trabajo por lo que extemporáneamente emplaza según ley 24013 y que RODRIGUEZ rechaza originando que la actora en su pretensión de enmendar su error formula una nueva intimación a los demandados invocando supuesta sociedad de hecho y pretendiendo convalidar su emplazamiento.-
                                   En cuanto a la codemandada CLAUDIA ALEJANDRA GARCIA, expresa que en fecha 02 de marzo del 2007 la actora es contratada bajo la modalidad de periodo a prueba media jornada según art.6 de la ley 25877 para desarrollar su actividad laboral en el gimnasio ubicado en calle San Juan que funciona bajo la denominación de fantasía “PRO-FORM”.-
                                   Desestima la afirmación de la jornada horaria que la actora determina en la demanda, la que por otra parte, tal afirmación decae con las planillas de control firmadas por ella misma.-
                                   Posterior, el día 31 de mayo del 2007, ante la ausencia a sus obligaciones laborales y en virtud de la naturaleza de la relación de trabajo su parte envía la carta documento notificando el distracto y poniendo a su disposición el certificado de trabajo y liquidación final.-
                                   La actora, contesta mediante telegrama de fecha 06 de junio del 2007 rechazando la extinción del contrato de trabajo dispuesta y pretende se le abonen indemnizaciones por considerar que la relación lo ha sido por tiempo indeterminado.-
                                   A ello, responde rechazando la pretensión por improcedente y hace saber que anterior a prescindir de sus servicios nunca se le remitió despacho postal alguno por lo que ratifica su decisión de extinguir la relación laboral invocando periodo a prueba y porque el distracto se ha producido dentro del tiempo legal según alta temprana.-
                                   Sin embargo, la actora el día 14 de junio del 2007 denuncia que sus emplazamientos lo efectúa a ambos demandados en la calidad de socios de hecho.-
                                   Finalmente, CLAUDIA GARCIA el día 21 de junio del 2007 mediante carta documento que le envía a la actora NIEGA que haya sido emplazada en los términos de la ley 24013 y como integrante sociedad de hecho alguna por lo que ratifica sus anteriores despachos epistolares.-
               Impugna liquidación, ofrece prueba, invoca derecho.-
                                 A fs. 56/57  la parte actora contesta traslado del art. 47 CPL.-
                                 A fs. 63 el Tribunal dicta el auto resolutivo de la aceptación de las pruebas ofrecidas por las partes.-
                                 A fs. 94/97 obra oficio informado por la Municipalidad de la Ciudad de Mendoza.-
                                 A fs. 102/126 obra oficio de la SSTSS correspondiente a la escala salarial de empleados de comercio.-
                                A fs. 132/151 obra oficio informado por el Ministerio de Trabajo de la Nación.-
                                A fs. 155 obra oficio informado por el CEC.-
                                A fs. 159/103 obra oficio informado por la Municipalidad de la Ciudad de Mendoza. –
               A fs. 182/184  se agrega la pericia contable.-
               A fs.224 se fija la audiencia de vista de causa, la que se realiza según acta que glosa a fs.349. La parte demandada desiste de la absolución de posiciones de la parte actora. Se toman las posiciones a los demandados. Declaran los testigos ANGELICA JIMENA MIRABILE y  LUIS GABRIEL GUARINI. Las partes desisten de toda prueba pendiente de producción incluida las testimoniales faltantes y se incorpora la prueba instrumental. A fs.357/365 y vta. se incorporan los alegatos por escrito de la actora y a fs.366/368 y vta, los de la demandada y según constancia agregada a fs.371 se procede al sorteo de ley resultando Juez Preopinante el Dr. ANTONIO SANCHEZ REY. Se llama autos para dictar la respectiva sentencia.-
                                CONSIDERANDO:
                                 De conformidad con lo dispuesto en el art. 69 del CPL, se plantean las siguientes cuestiones a resolver:
PRIMERA CUESTIÓN: RELACIÓN LABORAL.-
SEGUNDA CUESTIÓN: DISTRACTO Y RUBROS RECLAMADOS.-
TERCERA CUESTIÓN: INTERESES Y COSTAS.-
A LA PRIMERA CUESTIÓN El DR. ANTONIO SANCHEZ  REY DIJO:
                                 Del relato de los hechos surge que la  relación de trabajo bajo dependencia que invoca la actora, como presupuesto sustancial para la procedencia de la acción, es un hecho que proviene controvertido en autos, manifestando la actora que trabajó bajo las órdenes de Cristian Rodríguez  y Claudia Alejandra García, como administrativa en los gimnasios propiedad de éstos,  bajo el nombre Proform. Por el contrario los demandados afirman que respecto al codemandado CRISTIAN RODRIGUEZ la actora renunció a su trabajo el 01 de febrero de 2.007  y que CLAUDIA GARCIA contrató a la actora el día 02 de marzo de 2.007, bajo la modalidad de periodo de prueba por media jornada y prescinde de sus servicios bajo esa naturaleza jurídica el día 24 de mayo de 2.007 mediante despacho postal que envía el día 31 de mayo de ese año.-
                                   Así trabada la litis y a los fines de dirimir los hechos controvertidos, resulta necesario examinar las pruebas producidas en la causa al solo objeto de la averiguación y resolución definitiva.-
                                   En relación al codemandado CRISTIAN RODRIGUEZ, deviene innecesario el tratamiento de la vinculación laboral que pudo existir entre las partes, ya que la propia actora le remitió el telegrama de fecha 02 de febrero del 2007 notificando que renunciaba a su trabajo, no acercando a la causa elemento probatorio alguno de carácter convictivo sobre la extensión y modalidades del contrato de trabajo que pudo haber existido.-
                                   En cuanto a la otra codemandada CLAUDIA ALEJANDRA GARCIA, del examen y compulsa de la instrumental incorporada a la causa se origina que efectivamente existió relación laboral solo que regida por un contrato de trabajo a prueba según legislación vigente y que el mismo se extendió desde el día 02 de marzo hasta el día 24 de mayo del 2007 en que fue rescindido por voluntad unilateral de la empleadora quien notifica de ello el día 31 de mayo del 2007.-
                                   Previo, la actora nunca emplazó a CLAUDIA ALEJANDRA GARCIA en los términos de la ley 24013.-
                                   Sin embargo, pese haberse producido el distracto el día 24 de mayo del 2007, la actora, tardíamente y de modo extemporáneo, el día 06 de junio del 2007, notifica que se considera en situación de despido indirecto y emplaza pago rubros indemnizatorios y no retenibles e intima plazo treinta días entrega de certificación de trabajo, bajo apercibimiento de ley.-
                                 Al absolver posiciones la codemandada CLAUDIA ALEJANDRA GARCIA reconoció la relación laboral con la actora bajo la conceptualizad jurídica de contrato de trabajo a prueba, se la registró y se le abonaron las remuneraciones por media jornada horaria en la categoría convencional de administrativa, la absolvente solo estaba a cargo de la actividad aeróbica en el gimnasio denominado “PRO-FORM” ubicado en calle San Juan y que la actora ingresa posterior a renunciar al gimnasio ubicado en calle Buenos Aires denominado “PRO-FORMA” ambos propiedad de JUANA CLODOMIRA LLULL quien a su vez alquilaba no solo a ella sino a otros  profesores para el desarrollo de diversas actividades de índole deportivo incluida ella que se encontraba a cargo de la tarea aeróbica, desarrollando todos, actividad autónoma e independiente como prestadores de servicios, por lo que facturaban en el carácter de monotributistas.-
                                   Por su parte, el codemandado CRISTIAN RODRIGUEZ expresó que nunca fue dueño de gimnasio alguno, reconociendo que la codemandada es su esposa y que trabajaban en domicilios distintos y en gimnasios propiedad de CLODOMIRA LLULL, dedicados a la actividad deportiva, no recuerda las fechas en que la actora desarrolló tareas en el gimnasio, menos que haya trabajado para él en relación de dependencia, desconociendo que haya sido por el periodo que pretende,  reconoce que la actora estaba a cargo del área de administración y que él solo era prestador de servicio, la actora no trabajó para él menos en relación laboral de dependencia.-
                                    La testigo Sra. Angélica Jimena Mirábile, dice “conoce a la actora del gimnasio ubicado en calle Buenos Aires desde octubre de 2.006 denominado PRO-FOM, la actora la inscribe o sea realizaba las inscripciones, dice que el horario era de tarde, solo fue un mes, después se inscribió nuevamente desde diciembre del 2006 o enero del 2007, siempre de tarde desde las 18.oo horas y está un solo mes y posterior se vuelve a inscribir por un año y que al que más veía era a CRISTIAN RODRIQUEZ en el ubicado de calle Buenos Aires, no concurrió nunca a otro gimnasio, cuando hizo clase de danza fue al de calle San Juan, pero el único trato que tuvo con CRISTIAN RODRIGUEZ fue la indicación del circuito y solo una vez, desconoce sobre el propietario del gimnasio y que solo hubo comentarios era él, a CLAUDIA ALEJANDRA GARCIA no la conoce.-
                El testigo Sr. Luis Gabriel Guarini, dice solo concurrió cinco o seis veces en un mes, conoció a CRISTIAN RODRIGUEZ pero no a su esposa, la actora efectuaba tarea administrativa en horario de 18.oo a 19.oo horas.-
                                    Las testimoniales han sido confusas y de ninguna manera concordantes, coincidentes respecto de los hechos que se investigan, más aún, no aportan elementos convictivos que puedan acercar al Juzgador prueba fehaciente para determinar la solución definitiva del conflicto.-
                                   De analizar la instrumental incorporada, especialmente los despachos postales remitidos recíprocamente por las partes, si bien existió vinculación laboral entre la actora y el codemandado CRISTIAN RODRIGUEZ la misma se extinguió por decisión voluntaria mediante el envío del telegrama de renuncia en fecha 02 de febrero del 2007 que se agrega a fs.323 de los autos y respecto de CLAUDIA ALEJANDRA GARCIA ésta remitió carta documento de fecha 31 de mayo del 2007 a la actora, notificando que prescindía de sus servicios a partir del día 24 de mayo del 2007 en acuerdo a la legislación vigente de contrato de trabajo a prueba.-
                                   En definitiva, compulsada la prueba producida en la causa, este Juzgador con sana crítica, íntima convicción, lógica y ciencia, considera que la actora se encontraba vinculada laboralmente a la codemandada CLAUDIA ALEJANDRA GARCIA mediante un contrato de trabajo a prueba según la ley 25877 que se extingue por decisión unilateral de la empleadora, el día 24 de mayo del 2007 y de modo alguno existía a esa fecha relación laboral con el codemandado CRISTIAN RODRIGUEZ ya que por voluntad unilateral de la actora se extingue la relación laboral por renuncia que notifica por telegrama de fecha 02 de febrero del 2007, todo lo cual conduce al rechazo liso y llano de la demanda en relación a este codemandado.-ASI VOTO.-
                                    Las Dras. Ester I. Baglini y Viviana Gil dijeron que por los fundamentos expuestos adhieren al voto que antecede.-
A LA SEGUNDA CUESTIÓN EL DR. ANTONIO SANCHEZ REY DIJO:
                       Acreditada y probada la relación laboral exclusivamente con la codemandada CLAUDIA ALEJANDRA GARCIA es necesario analizar el motivo del distracto y la procedencia de los rubros reclamados y en relación al codemandado CRISTIAN RODRIGUEZ resulta innecesario el tratamiento del distracto y los rubros reclamados según lo tratado y resuelto en la primera cuestión en la que impone el rechazo de la demanda.-
                                   La codemandada CLAUDIA ALEJANDRA GARCIA  despide a la actora mediante carta documento que remite a la actora el día 31 de mayo del 2007, invocando un contrato de trabajo a periodo de prueba subordinado a la ley 25877  e invocando la causal de ausencias a sus tareas.-
                              Al respecto, se ha sostenido que el período a prueba es un lapso dentro del contrato de tiempo indeterminado, que es el contrato típico del derecho individual del trabajo, que no tiene plazo de finalización y que dura hasta que el trabajador esté en condiciones de jubilarse.
              El período a prueba está ideado sobre la base del contrato de ensayo del derecho italiano y apunta a que el empleador que contrata cuente con un lapso para evaluar si la elección del trabajador fue correcta.-
                               Como lo define Etala, la finalidad del período a prueba es permitirle al empleador apreciar las aptitudes  y destrezas que ostenta el trabajador para cubrir el puesto de trabajo vacante.-
                              La demandada sostiene que el  actor fue despedido en el período a prueba, por lo que corresponde hacer un análisis de las sucesivas leyes que han regido dicho instituto.-
                       El período a prueba aparece en la legislación laboral argentina en el año 1995, con la incorporación del Art. 92 bis a la LCT mediante la ley 24.465, con una duración de tres meses, extensible a seis por  CCT.-
                           Posteriormente fue reformado por el Art. 3, Ley 25.013 que redujo el  plazo del período de prueba de 3 meses a 30 días, aunque extensible a seis meses por convenio colectivo, y otorgó por esos 30  primeros días a las partes contratantes, las exenciones del apartado 4 del Art. 92 bis, LCT, pudiendo durante ese lapso cualquiera de ellas extinguir la relación sin expresar causa y sin derecho a indemnización.
                               El Art. 1 Ley 25.250, estableció que el contrato por tiempo indeterminado con excepción del contrato de temporada, se entendía celebrado a prueba durante los primeros tres  meses y podía ser extendido por convenio colectivo a seis meses. Si se trataba de pequeñas empresas (Art. 83, Ley 24.467) el período a prueba era de seis meses,  aunque extensible por  convenio colectivo a doce meses cuando se trataba de trabajadores calificados según definición que efectuarían los propios convenios.- 
                          Actualmente rige la redacción del Art. 92 bis, modificada por la Ley 25.877, el cual dispone que: “El contrato de trabajo por tiempo indeterminado, excepto el referido en el Art. 96, se entenderá celebrado a prueba durante los primeros tres meses de vigencia….”
                     Así se ha dicho que una de las principales modificaciones introducidas por la ley 25.877 al Art. 92 bis de la LCT es que unifica el  período de prueba sin distinción del tipo de empresa, y deja de ser una norma de disponibilidad colectiva,  ya que no prevé que se pueda extender el plazo mediante convenio colectivo.
                                Lo que resulta claro es que la LCT con las reformas introducidas  por la Ley de Ordenamiento Laboral, se aplicará a todas las situaciones que se extingan desde su vigencia 28 de marzo de 2004, haya ingresado el  trabajador antes o después del 3 de octubre de 1998, por lo que en la presente causa, es aplicable la ley de ordenamiento laboral, ya que el despido se produjo en mayo de 2007, en consecuencia el plazo que se tomará en cuenta para el período a prueba es el de tres meses que dispone la ley 25.877.-
                                   En consecuencia, el reclamo por rubros indemnizatorios derivados de un despido encausado deben rechazarse atento lo expuesto ut.supra.-
                                  Tampoco resulta procedente y en consecuencia se rechazan los rubros no retenibles reclamados por los conceptos de sueldos adeudados  han sido abonados según prueba instrumental incorporada, como tampoco prosperan las diferencias salariales y horas extras ya que de modo alguno se han probado los extremos necesarios y legales que para ello se exige (no ha sido demostrado por elemento convictivo alguno la extensión de la relación laboral, existiendo solo la fecha de renuncia al trabajo que infiere la extinción del contrato de trabajo y tampoco se acreditó la extensión horaria).-
                      Si bien la parte actora en el relato de los hechos refiere a la cantidad de horas extras laboradas, no practicó liquidación alguna en autos (solo menciona en liquidación de forma genérica), por lo tanto el Tribunal entiende que las mismas no son procedentes, las que tampoco pudieron ser acreditadas con elemento probatorio alguno.-
                                "La prueba de las horas extraordinarias, respecto tanto al número como al lapso y frecuencia, está a cargo del trabajador, en virtud del principio procesal que impone la carga de la prueba de un hecho a quien lo invoca y no a quien lo niega..." (Derecho del Trabajo y la Seguridad Social, Tomo I, J.A. Grisolía. Ed. Lexis Nexis, págs. 888/88.-
                                   La pretensión de obtener la sanción indemnizatoria de los arts. 8 y 15 de la ley 24013, tampoco resultan procedentes ya que la actora no cumplimentó la obligación legal del emplazamiento a la codemandada CLAUDIA ALEJANDRA GARCIA que expresamente indica la norma y existió además el registro laboral correspondiente a la figura jurídica de la relación contractual laboral.-
                        ARTICULO 2° ley 2532 - Cuando el empleador, fehacientemente intimado por el trabajador, no le abonare las indemnizaciones previstas en los artículos 232, 233 y 245 de la Ley 20.744 (texto ordenado en 1976) y los artículos 6° y 7° de la Ley 25.013, o las que en el futuro las reemplacen, y, consecuentemente, lo obligare a iniciar acciones judiciales o cualquier instancia previa de carácter obligatorio para percibirlas, éstas serán incrementadas en un 50%.-
              En el presente caso, la demandada no se encuentra morosa ya que la actora no la emplazó en legal forma al pago de la indemnización pertinente, por lo que el Tribunal entiende que no se dan los requisitos a fin de que dicha multa prospere.-
              Por último, el reclamo del art.80 de la LCT., atento haber acompañado la demandada la certificación de servicios y remuneraciones por los meses de marzo, abril y los días trabajados en mayo del 2007 al contestar la acción promovida, deviene en innecesario su tratamiento y en consecuencia se rechaza la pretensión de obtener el pago de la sanción indemnizatoria que indica el art.45 de la ley 25345.-
                                   En definitiva, la demanda promovida por la actora contra CLAUDIA ALEJANDRA GARCIA, se rechaza in totum. ASI VOTO.-
                                   Las Dras. Ester I. Baglini y Viviana Gil dijeron que por los fundamentos expuestos adhieren al voto que antecede.-
A LA TERCERA CUESTION EL DR. ANTONIO SANCHEZ REY DIJO:
                En cuanto a los intereses y al solo efecto de la regulación de los honorarios profesional, de acuerdo a lo establecido por la Excma.  Suprema Corte de Justicia de Mendoza en el fallo plenario dictado el 12/09/05 en los Autos N° 80.131 caratulados " Amaya Osfaldo Dolores en J: 11.075 Amaya Osfaldo Dolores c/ Boglioli Mario p/ Despido s/ Inc. Cas." corresponde, el interés legal equivalente a la tasa activa que informa el Banco de la Nación Argentina.-
                Las costas y honorarios profesionales por lo que se rechaza la demanda serán a cargo exclusivo de la actora vencida ( arts.31 del C.P.L. y 36 del C.P.C.).- ASI VOTO.-
                Las Dras. Ester I. Baglini y Viviana Gil dijeron que por los fundamentos expuestos adhieren al voto que antecede.-
                                  Se pasa a dictar sentencia, la que a continuación se inserta.-
                MENDOZA,  20 de diciembre de 2011.-
                Por lo expuesto y normas legales citadas, el Tribunal
                RESUELVE:
                                  I.- Rechazar la demanda promovida por la actora YOHANA ESTEFANIA ALESSANDRA contra CRISTIAN RODRIGUEZ y CLUDIA ALEJANDRA GARCIA, conforme a los fundamentos expuestos en los considerandos.-
                                  II.- Las costas y honorarios profesionales a cargo exclusivo de la actora vencida (art.31 del C. P. L. y  art.36 del C. P. C.).-
                                  IV.- Diferir la regulación de los honorarios profesionales cuando se practique la liquidación definitiva debiendo los profesionales denunciar la categoría que revisten frente al IVA y su nro. de CUIT.-
                                  REGISTRESE. NOTIFIQUESE  y hágase saber a la Caja Forense  Dirección General de Rentas y Colegio de Abogados a sus efectos.-
Fdo.- Dr. Antonio SANCHEZ REY - Juez de Cámara. Dra. Ester I. Baglini. Juez de Cámara. Dra. Viviana Gil. Juez de Cámara.






Dra. Ester Irene BAGLINI - Juez de Cámara
Dr. Antonio SANCHEZ REY - Juez de Cámara





Dra. Viviana E. GIL - Juez de Cámara




Se ha producido un error en este gadget.

Archivo del blog