jueves, 9 de septiembre de 2010

RIESGOS DEL TRABAJO DEPENDIENTE VíCTIMA DE VARIOS ROBOS-FALTA DE PROVISIóN DE PERSONAL DE CUSTODIA. DESPIDO INDIRECTO

RIESGOS DEL TRABAJO. DEPENDIENTE QUE, CUMPLIENDO TAREAS DE ENTREGA DE MERCADERíA, FUE VíCTIMA DE VARIOS ROBOS. INCUMPLIMIENTO DE LA EMPLEADORA DE SUS DEBERES RESPECTO A LA SEGURIDAD EN EL TRABAJO. ART. 75 DE LA LEY 20744. FALTA DE PROVISIóN DE PERSONAL DE CUSTODIA. DESPIDO INDIRECTO. JUSTIFICACIóN DEL DESPIDO DECIDIDO POR EL TRABAJADOR
16/07/2010 - SCINICA GUSTAVO LEONARDO C/ NOBLEZA PICCARDO S.A. S/ DESPIDO
CNTRAB - SALA VI
EL DIAL EXPRESS 08-09-2010
"De las constancias de la causa se desprende que el actor fue víctima de, por lo menos, tres robos?a mano armada? De todo ello se desprende que la demandada no cumplió con la seguridad respecto de sus empleados que debía cumplimentar y le imponía el art. 75 de la LCT." "Por ello, teniendo en cuenta que el actor intimó a la demandada a que cumpla con la seguridad e higiene y adecue las condiciones de trabajo, y siendo que la parte demandada respondió negando que los lugares que el actor visitaba fueran riesgosos y que no se cumplan los sistemas de seguridad patrimonial, considero que el despido decidido por el accionante resultó ajustado a derecho, por lo que al trabajador le son debidas las indemnizaciones previstas en los arts. 232, 233 y 245 de la LCT." Buenos Aires, 16 de julio de 2010 LA DOCTORA BEATRIZ I. FONTANA DIJO: Contra la sentencia de primera instancia, que rechazó la demanda, apela la parte actora a tenor de su memorial de fs. 541/545 que recibió réplica de su contraria a fs. 550/553.//- La accionante se agravia porque la Sra. Juez a "a quo" rechazó la demanda en el entendimiento de que el actor no logró probar las injurias invocadas para colocarse en situación de despido.- El actor se consideró despedido ante la falta de seguridad en el trabajo en que incurrió la demandada y porque sostiene que la remuneración variable que se le abonaba no () se compadecía con la labor ejecutada.- La recurrente, en apoyo de su postura, sostiene que de las declaraciones de los testigos Guzmán y Giménez surge la falta de seguridad en el trabajo por él realizado, lo que también quedó acreditado con la causa penal y las denuncias de robo agregadas en la causa.- Considero que asiste razón a la recurrente, ya que ella ha logrado acreditar la injuria correspondiente.- El accionante alegó que la demandada no cumplía con la seguridad en el trabajo que la labor requería, ya que se desempeñaba efectuando la entrega de mercaderías (cigarrillos)) sin vigilancia alguna (fs. 8). La demandada dijo que existía un servicio de seguridad brindado por empresas de seguridad consistente en la provisión de un custodio uniformado y armado que acompañaba al empleado en toda su ruta de reparto (ver fs. 54 y vta.).- Ahora bien, la demandada no ha producido prueba alguna tendiente a acreditar que proveyera de un custodio para la seguridad del actor.- Por el contrario, las declaraciones testimoniales de Guzmán y Giménez (fs. 379/380 y fs. 474/476) dan cuenta de que el actor no salía a realizar el reparto con custodia y dijeron que lo saben porque salían juntos de la empresa todas las mañanas y además hacen referencia a que cuando un compañero de trabajo era víctima de un robo ellos debían concurrir a ayudar, por lo que terminaban de trabajar más tarde de lo acostumbrado.- Asimismo, de las constancias de la causa se desprende que el actor fue víctima de por lo menos tres robos, a fs. 350 y fs. 351 constan las denuncias de dos de los robos, uno ocurrido el 14.10.06 a mano armada, siéndole sustraído un celular, dinero en efectivo y mercaderías (atados de cigarrillos) y el otro el 10.02.07 mientras entregaba mercadería en la puerta de un kiosco se lo apuntó con un arma y le robaron dinero en efectivo y el celular de la empresa. Luego, el último robo fue el 24.08.07 en el cual le fue sustraída la camioneta con toda la mercadería y fue privado de la libertad hasta que los delincuentes lo dejaron ir (ver causa penal fs. 184/242).- De todo ello se desprende que la demandada no cumplió con la seguridad respecto de sus empleados que debía cumplimentar y le imponía el art. 75 de la L.C.T.- Por ello, teniendo en cuenta que el actor intimó el 18.10.07 y el 22.10.07 a la demandada a que cumpla con la seguridad e higiene y adecue las condiciones de trabajo y siendo que la parte demandada respondió negando que los lugares que el actor visitaba fueran riesgosos y que no se cumplan los sistemas de seguridad patrimonial, considero que el despido decidido por el accionante el 29.10.07 resultó ajustado a derecho, por lo que al trabajador le son debidas las indemnizaciones previstas en los arts. 232, 233 y 245 de la L.C.T.- Asimismo corresponde que le sean abonados al actor el s.a.c. proporcional correspondiente al año 2007 y las vacaciones no gozadas, ya que en autos no se ha acreditado su cancelación (conf. art. 138, L.C.T.).- También prosperará la indemnización prevista en el art. 2 de la ley 25.323 porque el actor intimó a que se le abonen las indemnizaciones derivadas del despido (conf. fs. 272) y debió accionar judicialmente en procura del cobro de su crédito.- No corresponde hacer lugar al rubro solicitado por "premios omitidos", ya que el actor solamente lo incluye como un rubro en la liquidación pero respecto al mismo no cumple con la carga prescripta en el art. 65 de la L.O.- Siendo que el experto contable a fs. 105 informó que la mejor remuneración mensual, normal y habitual del actor percibida durante el último año ascendió a la suma de $2.397,62 -que no fue impugnado por las partes- y que el tope de CCT 473/02 ascendió a la suma de $2.276,49, la demanda prosperará por los siguientes rubros y montos: indemnización por antigüedad: $6.829,47;; preaviso c/ s.a.c.: $2.597,42; integración c/ s.a.c.: $103,89; s.a.c. proporcional 2007: $799,21; vacaciones no gozadas 2007 c/s.a.c.: $1.454,56 e indemnización art. 2, ley 25.323: $4.613,55;; lo que arroja un total de $16.398,10.- Esta suma llevará los intereses previstos en la tasa activa del Banco Nación para las operaciones de crédito desde que cada parcial fue debido y hasta la fecha de su efectivo pago (conf. acta 2357 de esta Cámara).- Teniendo en cuenta la modificación propuesta, corresponde volver a expedirse de manera originaria respecto de la imposición de costas y honorarios (conf. art. 279, C.P.C.C.), por lo que se torna abstracto el agravio relativo deducido en este aspecto.- Propongo imponer las costas de ambas instancias a la parte demandada, quien resultó vencida en lo sustancial (conf. art. 68, C.P.C.C.) y regular los honorarios de los letrados por su actuación en primera instancia por las partes actora y demandada en el 15% y 12% del monto de condena y regular los correspondientes al perito contador en el 6% del monto de condena (conf. art. 38, L.O., ley 21.839 y dec- ley 16.638/57).- Propongo fijar los honorarios de los profesionales intervinientes en esta Alzada en el 25% de lo que les corresponda percibir por su actuación en la instancia previa (conf. art. 14 ley 21.839).- Por lo expuesto, y de prosperar mi voto propongo: 1) Revocar la sentencia de primera instancia, y hacer lugar a la demanda condenando a NOBLEZA PICCARDO S.A. a pagar al actor dentro del quinto dia de notificada en la oportunidad prevista por el art. 132 L.O. y mediante depósito judicial en autos, la suma de $16.398,10 que le adeuda por los rubros y montos detallados en el considerando respectivo. Sobre dicha suma deberán adicionarse los intereses desde que cada rubro fue debido y hasta el efectivo pago, aplicando la tasa activa que fija el Banco de la Nación Argentina en sus operaciones de préstamos (conf. Acta CNAT N° 2357). 2) Imponer las costas de ambas instancias a la parte demandada. 3) Regular los honorarios de los profesionales intervinientes en primera instancia por las partes actora, demandada, y perito contador, en el 15%, 12%,y 6% respectivamente, del monto de capital e intereses de condena. 4) Regular los honorarios de los letrados que intervinieron ante esta Alzada en el 25% de lo que les corresponde percibir por su actuación en la instancia previa.- EL DOCTOR JUAN CARLOS FERNANDEZ MADRID DIJO: Que adhiere al voto que antecede.- En atención al resultado del presente acuerdo, de conformidad con lo dispuesto en el art. 125, 2do. párrafo, ley 18.345, EL TRIBUNAL RESUELVE: I) Revocar la sentencia de primera instancia, y hacer lugar a la demanda condenando a NOBLEZA PICCARDO S.A. a pagar al actor dentro del quinto día de notificada en la oportunidad prevista por el art. 132 L.O. y mediante depósito judicial en autos, la suma de $16.398,10 que le adeuda por los rubros y montos detallados en el considerando respectivo. Sobre dicha suma deberán adicionarse los intereses desde que cada rubro fue debido y hasta el efectivo pago, aplicando la tasa activa que fija el Banco de la Nación Argentina en sus operaciones de préstamos (conf. Acta CNAT N° 2357). II) Imponer las costas de ambas instancias a la parte demandada. III) Regular los honorarios de los profesionales intervinientes en primera instancia por las partes actora, demandada, y perito contador, en el 15%, 12%,y 6% respectivamente, del monto de capital e intereses de condena. IV) Regular los honorarios de los letrados que intervinieron ante esta Alzada en el 25% de lo que les corresponde percibir por su actuación en la instancia previa.//- Regístrese, notifíquese y vuelvan Fdo.: BEATRIZ I. FONTANA - JUAN CARLOS FERNANDEZ MADRID
Integramente Desarrollado por: Ing. Amira Eluani - Informática Documental
var id = '4095'
buscaFal(id);

Archivo del blog