miércoles, 18 de agosto de 2010

REGISTRACIÓN DEFECTUOSA (TARDIA) NO ES INJURIA SUFICIENTE PARA DESPIDO INDIRECTO. RECHAZO CAUSA DE INJURIA- SCJ MZA

RECHAZO DE LA DEMANDA. REGISTRACIóN DEFECTUOSA. EXPRESIóN DE AGRAVIOS. DESPIDO INDIRECTO. INJURIA LABORAL.
· 31/05/2010 - FERRO MARIANA M. C/ MARTINEZ RAVIDA H. R. P/ DESPIDO S/ INCONSTITUCIONALIDAD Y CASACIóN
· SUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA PROVINCIA DE MENDOZA
· MICROJURIS 17-08-2010

En Mendoza, a treinta y un días del mes de mayo del año dos mil diez, reunida la Sala Segunda de la Excelentísima Suprema Corte de Justicia en acuerdo ordinario, tomó en consideración para dictar sentencia defi-nitiva la causa N° 97.641, caratulada: "FERRO, MARIANA M. EN J° 17.392 FERRO, M.M. C/MARTINEZ RAVIDA, H. R. P/DESPIDO S/INCONSTITUCIONALIDAD Y CASACIÓN".

De conformidad con lo establecido en los arts. 140 y 141 del C.P.C. y Acordada N° 5845, quedó establecido el siguiente orden de votación de la causa por parte de los señores Ministros del Tribunal: primero Dr. Pedro J. LLORENTE, segundo Dr. Herman A. SALVINI y tercero Dr. Carlos BÖHM.

A N T E C E D E N T E S:

A fs. 20/42, la señora Mariana Marcela Ferro, por medio de representante, interpone recurso extraordinario de inconstitucionalidad y casación contra la sentencia dictada a fs.278/283 de los autos N° 17.392, caratulados:"Ferro, M.M. c/Martínez Ravida, H. R. p/Despido", originarios de la Excma. Cámara Sexta Cámara del Trabajo de la Primera Circunscripción Judicial.

A fs. 54, se admite los recursos interpuestos y se ordena correr traslado de la demanda a la contraria, quien a fs. 59/63 y vta., contesta solicitando su rechazo con costas.

A fs. 68/69, corre agregado el dictamen del Sr. Procurador General, quien por las razones que expone considera que debe rechazarse el recurso de inconstitucionalidad interpuesto.

A fs. 70 vta., se llama al Acuerdo para sentencia y a fs. 71 se deja constancia del orden de estudio en la causa por parte de los Señores Ministros del Tribunal.

De conformidad con lo establecido por el art. 160 de la Constitución de la Provincia, esta Sala se plantea las siguientes cuestiones a resolver:

P R I M E R A: Son procedentes los recursos de inconstitucionalidad y casación interpuestos?

S E G U N D A: En su caso, qué solución corresponde?

T E R C E R A: Pronunciamiento sobre costas.

SOBRE LA PRIMERA CUESTION EL DR. LLORENTE, dijo:

I- El Dr. Juan Félix Bonilla en representación de MARIANA MAR-CELA FERRO, interpone a fs.20/42 recursos de inconstitucionalidad y de casación en contra de la sentencia de fs.278/283 del expediente nº 17.932, "FERRO MARIANA M. C/MARTINEZ RAVIDA P/DESPIDO", originarios de la Sexta Cámara del Trabajo, mediante los cuales se admite parcialmente la demanda.

II- Se funda la queja de inconstitucionalidad en el art. 150 inc. 3, y 4 del C.P.C., ya que la resolución atacada viola garantías constitucionales de defensa en juicio, del debido proceso, carece de los requisitos y formas esenciales previstos en la Constitución y el Código Procesal, concluyendo que la decisión es arbitraria.

La finalidad del recurso consiste en que se anule la decisión impugnada, dictándose una nueva sentencia adecuada a derecho y sustentada en las circunstancias fácticas de la causa, en la que se establezca que la injuria grave denunciada por la actora ha existido y por tanto se admita la acción en todas sus partes.

III- Respecto del recurso de casación, lo funda en el inc. 2 del art.159 del C.P.C., sosteniendo que el a-quo ha interpretado erróneamente las normas jurídicas aplicables al caso concreto, especialmente arts. 246 de la LCT, la cual ha sido interpretada con un criterio reduccionista.

La finalidad de la queja es que este Tribunal revoque la resolución impugnada en lo que constituye materia del agravio.

IV- Es útil señalar que en caso de permitirlo las circunstancias de cada caso, la Corte puede dar tratamiento conjunto a ambas quejas por razones de celeridad, razón por la cual se resolverán en esta misma sentencia.

El diferente planteo del recurso de inconstitucionalidad y el de casación, está dado por la distinción doctrinaria de vicios in procedendo o de vicios in iudicando. Mientras la inconstitucionalidad tiene por objeto observar y hacer observar las garantías constitucionales, y por ende los vicios cometidos en el procedimiento; la casación tiene por finalidad el control de legalidad, del vicio en la interpretación o aplicación de la ley, es decir del vicio in iudicando, o sea en el juicio mismo del propio magistrado al decidir la controversia.-

Son, en principio compartimientos estancos, dentro del orden procesal mendocino y no pueden confundirse los fundamentos de ambos so pena de un reparo formal serio.-

El recurso de inconstitucionalidad es el apto para plantear los problemas procesales, los errores en la apreciación de la prueba, la verificación de la violación del derecho de propiedad o el de la defensa en juicio o el principio del debido proceso.

La casación sirve para señalar los errores en el juicio de interpretación o aplicación de la ley.-

Por las consideraciones expuestas y en razón de la celeridad procesal y a los fines de evitar desgaste jurisdiccional serán abordados ambos recursos en forma conjunta.

V- Antecedentes de la causa:

La demanda originaria la promueve la Srta. Mariana Ferro preten-diendo el cobro de diferencias salariales, rubros indemnizatorios, e indemnizaciones especiales Ley 24.013, 25.323, Ley 25.561 y art.80.

Relata que cumplía tareas como administrativa contable en la oficina de la demandada, con una jornada de 8 horas diarias, que se extendía sin que le fueran reconocidas las horas extras. Que se la inscribió en agosto de 1992, a pesar de no ser esa la fecha de ingreso. Que se le abonaba menos de lo que le correspondía. Que por dichos motivos emplaza a la demandada, recibiendo como respuesta el rechazo de sus pretensiones y la intimación a reintegrarse al trabajo, razón por la cual se consideró despedida.

La demandada contesta la acción reconociendo la relación laboral, pero rechazando el resto de las invocaciones. Plantea la inconstitucionalidad de la Ley 25.561 y decretos N° 264, 83 y 622.

El a-quo al resolver, concluye luego del análisis de las pruebas, que existió un contrato de trabajo a tiempo parcial (art.92 de la LCT) y que por estas características estaba encuadraba correctamente como administrativa tipo B regida por la ley de contrato de trabajo y CCT 130/75. Concluye admitiendo diferencias salariales desde abril de 2005 a abril de 2007 y mes de mayo, sobre SAC y vacaciones. Rechaza los rubros derivados del autodespido, las indemnizaciones especiales del art. 80 y la ley 24013 y las agravadas de las leyes 25323 y 25561.

Contra la decisión sustentada, se alza la recurrente mediante los recursos en análisis.

VI- MI OPINION:

Tal como se adelantara serán tratados ambos recursos en forma con-junta.

La recurrente funda la queja de inconstitucionalidad. en el art. 150 inc. 3, y 4 del C.P.C., ya que la resolución atacada viola garantías constitucionales de defensa en juicio, del debido proceso, carece de los requisitos y formas esenciales previstos en la Constitución y el Código Procesal, concluyendo que la decisión es arbitraria.

La finalidad del recurso consiste en que se anule la decisión impugnada, dictándose una nueva sentencia adecuada a derecho y sustentada en las circunstancias fácticas de la causa, en la que se establezca que la injuria grave denunciada por la actora ha existido y por tanto se admita la acción en todas sus partes.

Respecto del recurso de casación, lo funda en el inc. 2 del art.159 del C.P.C., sosteniendo que el a-quo ha interpretado erróneamente las normas jurídicas aplicables al caso concreto, especialmente arts. 246 de la LCT, la cual ha sido interpretada con un criterio reduccionista.

La finalidad de la queja es que este Tribunal revoque la resolución impugnada en lo que constituye materia del agravio.

Basa la arbitrariedad en el análisis erróneo e ilógico del material fáctico y probatorio, especialmente referida a las contestaciones de las carta-documento-, en la absurda valoración de la injuria que justificó la ruptura del vínculo laboral y en la omisión de prueba esencial (certificados emitidos por el empleador).

Sin embargo de la lectura del escrito recursivo se advierten falencias que impiden su procedencia, surgiendo en cambio que la sentencia no adolece de los vicios apuntados por el recurrente.

En efecto, el recurrente se limita a enunciar los agravios, sin fundamentar ni explicitar adecuadamente de que manera el fallo viola los principios constitucionales que enuncia.

Sostiene que el tribunal se contradice groseramente, ya que por un lado reconoce la existencia de diferencias salariales, SAC y vacaciones y por otro rechaza la causal de despido.

Sin embargo del texto de la sentencia se extrae que la sentenciante luego de un pormenorizado análisis de la prueba, ha concluido que el actor se desempeñó en jornada de tiempo parcial, y que por lo tanto la categorización era la correcta. Y, que de las injurias denunciadas, la única que adquirió existencia objetiva y probanza cierta fue la de una registración tardía de la vinculación. No obstante, y a mi criterio acertadamente, el juzgador entiende que este agravio carece de entidad cualitativa para justificar una injuria determinante de una legitima voluntad rescisoria de la empleada, dada la considerable antigüedad del vínculo. En efecto, este hecho no puede equipararse al supuesto de una ausencia o deficiente registración. Esto acontece cuando el pago se ha realizado sin registración (en negro), pero cuando se trata de rubros impagos o pagados deficientemente, pero registrados.

Con respecto a la entidad e la injuria para justificar el distracto, esta Corte ha sostenido:"... La ponderación de los hechos o situaciones calificadas de injuriosas que autorizan la extinción del contrato, queda librada a la discrecionalidad y a la prudencia de los jueces, por lo que tratándose de la apreciación de situaciones de hechos están sustraídas de los recursos extraordinarios, salvo el supuesto de arbitrariedad.."(L.S.262-158).

También, es útil recordar que es criterio unánime y reiterado de esta Corte, que la tacha de arbitrariedad, requiere que se invoque y demuestre la existencia de vicios graves en el pronunciamiento judicial, consistentes en razonamientos groseramente ilógicos o contradictorios, apartamiento palmario de las circunstancias del proceso, omisión de considerar hechos y pruebas decisivos o carencia absoluta de fundamentación. El sentido de tal exigencia deviene de la naturaleza excepcional de este remedio extraordinario, que delimita la competencia del tribunal, de modo que la vía que au-toriza el art. l50 del C.P.C., no constituya una segunda instancia de revisión contra pronunciamientos considerados erróneos por el recurrente. (L.S.198-334).

Acorde a este razonamiento la queja recursiva aparece más bien como un diferente criterio de valoración, lo que de ninguna manera justifica la invalidación del acto sentencial, el cual goza de presunción de legitimidad, y luego, para caer necesita de una cabal demostración de su arbitrariedad, lo que no se ha dado en el presente.-

Esta postura conviccional, acorde a derecho, descarta absolutamente la tacha de arbitrariedad por voluntarismo, la cual se configura únicamente cuando el razonamiento del juzgador aparece como caprichoso, ilógico o absurdo, lo que no ocurre en el subjudice.

Es importante destacar además que el recurso en estudio adolece de la debida fundamentación en cuanto realiza imputaciones genéricas, sin demostrar precisamente cuáles son los vicios concretos del fallo y sin acreditar en forma válida y convincente la decisividad de los agravios, o sea la vinculación del caso en examen con la Constitución, a efectos de que la ofensa constitucional tenga eficacia para modificar la decisión recurrida (incs. 3 y 4 del art. 152 del C.P.C.).

Por las razones expuestas y opinión concordante del Sr. Procurador General de esta Corte me pronuncio por el rechazo del presente recurso

Respecto del recurso de casación, lo funda en el inc. 2 del art.159 del C.P.C., sosteniendo que el a-quo ha interpretado erróneamente las normas jurídicas aplicables al caso concreto, especialmente arts. 246 de la LCT, la cual ha sido interpretada con un criterio reduccionista.

La finalidad de la queja es que este Tribunal revoque la resolución impugnada en lo que constituye materia del agravio.

En efecto, el suplicante denuncia inaplicación y errónea interpretación normativa, no obstante surge de la lectura del escrito recursivo que en definitiva está cuestionando la conclusión a que arriba el tribunal de mérito respecto del tema sometido a su decisión.

Es menester a los efectos de la admisión del remedio intentado la plena aceptación de la plataforma fáctica fijada definitivamente por el inferior. En la especie, no se advierte dicha aceptación.

A pesar de plantearse una errónea interpretación y aplicación normativa, se advierte que el recurrente cuestiona aspectos fácticos y procesales, lo que constituye una materia absolutamente extraña al examen normativo que autoriza el art.159 del C.P.C., conforme al ámbito específico del control técnico del recurso de casación. (L.S.195 fs.240)

Es oportuno recordar que, según criterio reiterado de este Cuerpo, la competencia funcional de la corte de casación se limita exclusivamente al control de legalidad de los fallos en sentido técnico-jurídico, de acuerdo al ámbito específicamente delimitado por los arts. 159 y 161 del C.P.C.- Resultan pues, extrañas al remedio en intento las cuestiones de hecho y la va-loración de las distintas circunstancias fácticas implicadas en la causa, respecto de las cuales las facultades de los jueces de mérito en tanto que dis-crecionales son excluyentes, salvo causal de arbitrariedad debidamente canalizada. (L.S.157-397).

Los esfuerzos interpretativos del recurrente por procurar subsumir los hechos y la prueba en la normativa legal, carecen de virtualidad para abrir esta vía, constituyendo a la postre una censura a la ponderación de los elementos de convicción del tribunal inferior. A los fines de fundar el recurso, expone una postura meramente doctrinaria y esencialmente teórica que no cumple con los requisitos de procedencia formal establecidos en los incs. 1 a 4 del art.161 del C.P.C., que requiere un desarrollo argumental y específico y la impugnación de todos y cada uno de los fundamentos que sustentan la decisión judicial, demostrando acabadamente en qué consiste el error interpretativo del tribunal, remarcando la infracción técnico jurídica de modo de ubicar la cuestión justiciable dentro del marco del derecho. Es indispensable para la procedencia del recurso que exista la necesaria concordancia entre la causal citada y su fundamento. (L.S.151-373, 164-299)

Por lo expuesto me pronuncio por el rechazo de la queja.

ASI VOTO.

Sobre la misma cuestión los Dres. SALVINI y BÖHM, adhieren por los fundamentos al voto que antecede.

SOBRE LA SEGUNDA CUESTION EL DR. LLORENTE, dijo:

Corresponde omitir pronunciamiento sobre este punto puesto que se ha planteado para el eventual caso de resolverse afirmativamente la cuestión anterior.

ASI VOTO.

Sobre la misma cuestión los Dres. SALVINI y BÖHM, adhieren al voto que antecede.

SOBRE LA TERCERA CUESTION EL DR. LLORENTE, dijo:

Atento al resultado a que se arriba en el tratamiento de las cuestiones que anteceden, corresponde imponer las costas al recurrente vencido. (arts. 148 y 36-I del C.P.C.).-

ASI VOTO.

Sobre la misma cuestión los Dres. SALVINI y BÖHM, adhieren al voto que antecede.

Con lo que terminó el acto, procediéndose a dictar la sentencia que a continuación se inserta:

S E N T E N C I A:

Mendoza, 31 de mayo de 2010.

Y VISTOS:

Por el mérito que resulta del acuerdo precedente la Sala Segunda de la Excma. Suprema Corte de Justicia fallando en definitiva,

R E S U E L V E:

1º) Rechazar los recursos de inconstitucionalidad y casación interpuesto por la señora Mariana M. Ferro a fs. 20/42 de autos.

2º) Imponer las costas a la recurrente vencida. (arts. 148 y 36-I del C.P.C.).-

3º) Diferir la regulación de honorarios para su oportunidad.

Notifíquese.

GWC.










Dr. Herman Amilton SALVINI

Dr. Pedro Jorge LLORENTE

Dr. Carlos BÖHM


Integramente Desarrollado por: Ing. Amira Eluani - Informática Documental

Archivo del blog