jueves, 3 de septiembre de 2009

SENTENCIA 1 CAMARA. DESPIDO SIN CAUSA. EMBARAZO. Nº 38.012"REYES JAQUELINA BEATRIZ C/ GALERA MIRTHA ESTHER P/ DESPIDO"

En la Ciudad de Mendoza a los dos días del mes de Septiembre de Dos Mil Nueve, se constituye la Sala Unipersonal de esta Excma. Primera Cámara del Trabajo a cargo de su titular Dr. JOSÉ LUIS CANO (ley 7062) a los efectos de dictar sentencia definitiva en los autos Nº 38.012"REYES JAQUELINA BEATRIZ C/ GALERA MIRTHA ESTHER P/ DESPIDO" , de los que caratulados

RESULTA:



A fs. 13/17 la Sra. Jaquelina Beatriz Reyes por intermedio de apoderado, demanda a Mirtha Esther Galera, el pago de $13.161 o lo que en más o en menos surja de la prueba a rendir, con más intereses y costas.

Expresa que ingresó a trabajar en un local de venta de ropa, ubicado en Super Persa, el día 06-10-05, como vendedora, con un sueldo mensual de $240 ($10 por día), sin tener en cuenta que para media jornada el c.c.t. nº 130/75 establece $471,41, hasta el 16-05-06 en que se consideró despedida.

La relación fue irregular desde el principio, no se la registró y no le abonaron correctamente. Trabajaba de lunes a sábado de 17 a 21:30 horas. Esta situación se agrava cuando se le niega ocupación efectiva. El 06-04-06 remite comunicación intimando a su registración. El 07-04-06 comunica que al haber tomado conocimiento del cierre del local por venta, intima en 48 horas se le aclare su situación laboral y además le comunica su estado de embarazo.

Se le contesta el 17-04-06 indicándole una fecha de ingreso que no es la real, que no existía motivo para alterar su lugar de trabajo y que las condiciones laborales continuaban sin modificación. La actora el 08-05-06 comunica nuevamente su embarazo y ratifica anteriores misivas. La empleadora cambia en su respuesta lo manifestado el 17-04-06 y le comunica que por cierre queda despedida. La actora en fecha 16-05-06 mediante TCL le comunica que ante tantas irregularidades se considera injuriada y despedida, reclamando rubros adeudados y certificación de servicios, solicita aplicación de astreintes. Cita doctrina. Es acreedora del subsidio de desempleo.

Practica liquidación de los rubros que reclama en concepto de sueldo abril y días de mayo/06, sac /05 y 06, vacaciones no gozadas, diferencias salariales, indemnización por antigüedad, preaviso, integración, art. 182 LCT, art. 2 ley 25.323, arts. 8 y 15 ley 24.013, dec. 1433/05.

Cita jurisprudencia sobre la inconstitucionalidad de las leyes 7198 y 7358. Solicita tasa activa.

Funda su derecho en la LCT y c.c.t. nº 130/75 ley 25.561, 25.345, 25.323 doctrina y jurisprudencia.

Ofrece las pruebas que individualiza.

A fs. 51/58 la demandada formula su responde. Niega los hechos invocados y desconoce documentación ofrecida, salvo la que reconozca expresamente. Niega fecha de ingreso, que se le abonara lo que invoca, que el distracto ocurra el 16-05-06, que no fuera registrada, el horario era hasta las 21 horas, que se le negara ocupación efectiva, que existiera eventual venta, niega recepción y contenido supuesto telegrama de fecha 08-05-06, niega estado de embarazo, niega autenticidad de fotocopia ofrecida en el punto VI 1- c, niega autenticidad de contenido y firma del certificado médico, es copia simple, no ofrece original, es supuestamente firmado por asesor médico sin identificar matrícula.

Reconoce que la relación se extingue por despido indirecto, reconoce misiva de fecha 16-05-06.

Expresa que fue contratada como vendedora desde el 01-03-06, a tiempo parcial. Se gestionó CUIL, se contrató seguro ART y se lo registró.

El 15 de abril recibe dos telegramas de la actora, uno la emplazaba a registrarla invocando una falsa fecha de ingreso y una falsa remuneración, en el acto emplaza a aclarar situación laboral y comunica embarazo y próxima entrega de certificado médico.

Transcribe la respuesta de la empleadora en que niega los hechos invocados y expresa la fecha, categoría y remuneración con que fue contratada a tiempo parcial y le expresa que queda a la espera de certificado médico. Esta comunicación le llega a la actora el 05-05-06.

El local era alquilado, al vencer el tiempo de locación y ante lo elevado del aumento, se ve precisada a cerrar el local y comunica rescisión de contrato laboral por fuerza mayor ajena a ella. Envía la comunicación el 10-05-06. Este telegrama es recepcionado por la actora, luego de varios avisos de visita el 23-05-06 esta fecha es posterior al distracto por denuncia del contrato que efectúa la actora en fecha 16-05-06 recibido por la Sra. Galera el 18-05-06.

El 24 de mayo se presenta la actora y no recibe liquidación final por estar disconforme.

Se allana parcialmente a los rubros reclamados, sueldo proporcional mayo (18 días), sac 1º semestre 2006, vacaciones no gozadas 4 días. Impugna liquidación en lo referido a sueldo abril/2006 por haber sido abonado, sac 2º semestre 2005 por no haber trabajado, no resultan procedentes diferencias salariales, impugna los restantes rubros por las razones que expresa, no corresponde indemnización por antigüedad, preaviso e integración, no fue despedida sin causa. La indemnización del art. 182 no corresponde porque no se ha acreditado matrimonio.

Supletoriamente impugna indemnización por embarazo. La empleadora se quedó a la espera de la certificación del embarazo, así lo hace saber. El embarazo no era notorio. Cita jurisprudencia de este Tribunal y de otras Cámaras y CNAT.

La actora invoca una serie de causas para darse por despedida, que no quedarán demostradas en autos.

Se opone a prueba ofrecida en el punto VI- 7 d) carta certificada con certificado médico del embarazo de la actora, lo que se ofrece en un sobre cerrado de carta certificada.

Pone a su disposición certificado de trabajo.

Ofrece las pruebas que individualiza.

Funda su derecho en la LCT, CPL y CPC.

A fs. 61 la actora evacua el traslado conferido, niega los hechos como los relata la accionada, ratifica lo manifestado en la demanda, solicita sustanciación.

Por Resolución de fs. 63, el Tribunal admite las pruebas ofrecidas por las partes. A fs. 65/68 obra informe de Correo Argentino.

A fs. 74 obra acta que informa del fracaso de la audiencia de conciliación. A fs. 75 y 76 obran actas que informan del fracaso del reconocimiento de la Sra. Patricia Dris y del reconocimiento del Dr. Fernando Luis Casanoves.

A fs. 101- 103 se incorpora informe de AFIP.

A fs. 110 obra acta que informa del reconocimiento de la Sra. Patricia Dris del original que se le exhibe.

A fs. 117 obra constancia de Secretaría del emplazamiento a la demandada de fs. 83, notificado a fs. 84. A fs. 91 surge que se acompañan oficios, estando solo contestado el de AFIP.

A fs. 121/123 se incorpora prueba pericial contable.

A fs. 130 se fija fecha de audiencia de Vista de Causa. A fs. 133/140 obra informe de Correo Argentino.

A fs. 175 obra acta que informa de la realización de la audiencia de Vista de Causa, se recepciona prueba de posiciones, testimonial, se incorpora prueba instrumental, alegan las partes y esta Sala Unipersonal Resuelve: Llámase Autos Para Sentencia. Se trataron las siguientes cuestiones a resolver:



PRIMERA: RELACIÓN LABORAL.

SEGUNDA: RUBROS RECLAMADOS, INTERESES Y COSTAS.

Y CONSIDERANDO:

A LA PRIMERA CUESTIÓN EL DR. JOSÉ LUIS CANO DIJO:



La actora funda su pretensión, por los rubros que reclama, en la existencia de una relación laboral que la vinculó con la demandada en la categoría profesional de Vendedora, regida por el c.c.t nº 130/75, que se inicia el día 6 de octubre de 2005 y se extiende hasta el 16 de mayo de 2006, fecha en que se considera despedida. Indica que se desempeñó en el local que la empleadora posee en el Super Persa.

En su responde la demandada, admite la relación laboral, así como la categoría que invoca la actora de vendedora, regida por el c.c. 130/75. Admite asimismo que la relación concluye por despido indirecto en la fecha que indica la actora.

Disienten las partes respecto a la fecha de ingreso, afirmando la actora que ingresó el 06-10-05 y la empleadora expresa que fue el 01-03-06 fecha en la que se le otorga el alta y se la registra.

Así trabada la litis, para dirimir la disidencia de las partes se ha recepcionado prueba testimonial en la audiencia de Vista de Causa y producido prueba pericial contable.

La afirmación de la empleadora no encuentra respaldo, como lo expresa la pericia contable, en la documentación laboral que debe llevar la empleadora, no obstante las manifestaciones de la misma. La actora no fue registrada, ni se le otorgaron recibos de sueldo. La falta de exhibición a requerimiento judicial del libro (como informa la perito) planillas u otros elementos de contralor previstos en los arts. 52 y 54 de la LCT, será tenida como presunción a favor de las afirmaciones del trabajador, sobre las circunstancias que debían constar en tales asientos- como lo es la fecha de ingreso y egreso (art. 55 LCT pericia contable de fs. 121-123).

Se produce una inversión de la carga de la prueba, es una presunción juris tantum, admite prueba en contra, la que a ese efecto debe ser diáfana. De los testimonios aportados por la empleadora, la Sra. Patricia Dris y el Sr. Ruben Czybuk, no desvirtúan esa presunción. El Sr. Czybuk asesoraba a la empleadora en materia impositiva. La Sra. Dris expresó, en el año 2006, no recuerdo los años, no conozco los empleados de cada locatario, a algunos inquilinos ni los conozco la cara, hay 120 locales. La referencia a la actora fue imprecisa, manifestó que Reyes trabajaba en otro local antes de trabajar con Galera, respecto a la relación con la otra propietaria dijo que desconocía la relación entre ellas.

Los testigos ofrecidos por la actora Carolina Beatriz Sanchez, Jimena Vanesa Farias y Pablo Ignacio Herrera, fueron contestes al afirmar que vieron a la actora trabajar con anterioridad, indicando que fue desde octubre de 2005, dando razón de sus dichos. Destaco que estos testigos hicieron referencia también a un desempeño en un negocio de calle Rodriguez y Pueyrredón. Si bien este no es un hecho invocado por la actora en su súplica, la demandada en su absolución de posiciones admitió que envió a la actora a ese negocio, auque expresó que fueron 1 ó 2 veces y que no era de su propiedad. Esta afirmación da credibilidad a los dichos de los testigos.

Conforme a lo expuesto, prueba merituadas, normas legales citadas, puedo concluir y es mi convicción que la actora ha acreditado la extensión de la relación laboral que invoca, la relación jurídica establecida entre las partes constituyó un contrato individual de trabajo, en la categoría profesional de vendedora, que se extendió desde el 05-10-05 hasta el 16-05-06, en su ejecución se rigió por la ley 20.744 (t.o. 1976) y sus modificatorias y convenio colectivo de trabajo nº 130/75.



A LA SEGUNDA CUESTIÓN EL DR. JOSÉ LUIS CANO DIJO:



Acreditada la relación laboral, como se estableció en el considerando primero, los rubros que reclama la actora en concepto de sueldo abril y días de mayo, sac 2º semestre 2005 y 1º semestre 2006, vacaciones no gozadas, diferencias salariales, son prestaciones que devienen obligatorias por imperio de la ley, por el hecho simple de la prestación del servicio, estando la empleadora obligada, en razón del desplazamiento que se produce de la carga probatoria (art. 55 CPL) a justificar su pago con los medios instrumentales que la ley le impone llevar (arts. 138/140 LCT) lo que no ha hecho en este proceso, por lo que se manda pagar, conforme lo determina la pericia contable, no observada por las partes, la suma de $783,04 en concepto de sueldo abril 2006 y días de mayo; $121 en concepto de sac 2º semestre 2005, $193 sac 1º semestre 2006, vacaciones no gozadas $175, diferencias de salario la suma de $1984.

Reclama la actora indemnización por antigüedad, indemnización sustitutiva del preaviso, integración mes de despido, expresando que se consideró despedida en fecha 16-05-06. TCL que obra a fs. 163, cuya autenticidad deviene del hecho de ser admitido por ambas partes, coincidiendo asimismo que es el acto jurídico unilateral recepticio que rescinde el contrato por denuncia del trabajador.

En el mismo se expresa: "Ante falta de respuesta a mi CD nº 775525010 de fecha 8/05/06 habiendo comunicado mi estado de embarazo en forma fehaciente y ante las comunicaciones verbales de cierre del negocio por un lado, la negativa de ello comunicada mediante CD de fecha 17-04-06, la negativa a darme tareas cada vez que me he presentado o pedido que aclarara mi situación laboral, considero su actitud reñida con la mala fe, inventando razones para no mantener la relación laboral. Ante ello, me considero gravemente injuriada y despedida por su culpa. Emplazo término de ley, abone rubros no retenibles e indemnizatorios adeudados bajo apercibimiento de aclaración legalmente."

Admitido que esta comunicación constituye el acto por el que la trabajadora denuncia el contrato, corresponde analizar los motivos de injuria que invoca, conforme a la prueba recepcionada e incorporada al expediente, para determinar si el mismo se encuentra asistido de justa causa, configurativa de una injuria grave a la trabajadora a los términos del art. 242 LCT, suficiente para desplazar del primer plano el principio de conservación del contrato que impone el art. 10 LCT.

La actora con fecha 7 de abril de 2006 (TCL de fs. 162) requiere de su empleadora que ante versiones de venta del negocio le aclare su situación laboral, bajo apercibimiento de considerarse injuriada y en situación de despido. Este requerimiento es contestado por la empleadora en fecha 17-04-06 (CD de fs. 155) le comunica que no existe motivo o riesgo alguno por supuesta venta, para que las condiciones laborales se alteren, comunicándole que continúan en las mismas condiciones de tareas, lugar y jornada.

La actora con fecha 08-05-06, invoca un despido verbal del día 06-05-06 por aviso de cierre de negocio y emplaza por última vez a que se aclare su situación, bajo apercibimiento de considerarse injuriada y despedida. Esta comunicación conforme informa Correo Argentino a fs. 65 sale al reparto el 09 y 10 del 05-06, siendo devuelta por el cartero con la observación "cerrado/ausente con aviso".

Independientemente del hecho de que esta comunicación no llegue a destino, la empleadora con fecha 10-05-06 (CD de fs. 156) toma la determinación de comunicar a la actora que ante el cierre del establecimiento comercial, ante la negativa de locadores a renovar el contrato de alquiler, queda extinguida su relación laboral a partir del día 10 de mayo de 2006. Esta comunicación llega a la esfera de conocimiento de la actora, luego de varios avisos de visita el día 23 de mayo de 2006, como lo confiesa la empleadora en su responde (fs. 53 vta. segundo parágrafo).

Para merituar los hechos que invoca la actora, de rumores de venta, negativa a otorgar ocupación, diferencias en la actitud de la empleadora entre abril y mayo, señalo que las tratativas para renovar el contrato de locación, según lo expresó la testigo de la empleadora Sra. Dris, titular como locadora del contrato que se acompaña a fs. 44-47, comenzaron en el mes de febrero de 2006 y que no se llegó a un arreglo o acuerdo, es decir, la empleadora conocía esta situación cuando remite su comunicación de fecha 17-04-06. Asimismo, si bien no recibe la comunicación que envía la actora el día 08-05-06, con fecha 10-05-06 toma la determinación de comunicar la rescisión del contrato, invocando precisamente la falta de acuerdo con la locadora.

Resulta claro que los hechos que invoca la actora, tienen sustento probatorio en las comunicaciones analizadas que evidencia la voluntad de las partes. La actora que requiere se le aclare su situación laboral, exteriorización que revela la intención de mantener el contrato y la empleadora con evasivas durante ese tiempo concluye con la voluntad de rescindir el contrato.

Ante el cierre del negocio resultan confirmadas las aseveraciones de la actora de sus sospechas y temores respecto a la continuidad de la relación, lo que se vio confirmada con el cierre y negativa a otorgar tareas. La decisión de la empleadora era despedirla (CD de fecha 10-05-06) que por demora en su entrega llega con posterioridad al conocimiento de la actora, cuando ésta había comunicado sus motivos de injuria y denuncia el contrato (TCL de fecha 16-05-06).

Conforme a lo expuesto, prueba merituada, sin necesidad de explayarme o merituar otras, puedo concluir y es mi convicción que la denuncia del contrato que efectúa la actora está asistida de justa causa, le negativa a otorgar tareas constituye motivo de injuria grave a los intereses del trabajador, a los términos del art. 242 LCT, al privárselo de su principal prestación y privarlo asimismo de la percepción del salario, principal contraprestación de la empleadora. Las tratativas de negociación del contrato son ajenas a la actora y se le crearon falsas expectativas, entre ellas la de su registración, que no fue tal. (pericia contable).

Por lo expuesto resultan procedentes los rubros que reclama la actora en concepto de indemnización por antigüedad por la suma de $510,68, indemnización sustitutiva del preaviso por la suma de $510,68, integración del mes de despido por $238,32en razón de que el contrato no concluye el último día del mes (art. 233 LCT).

Resulta asimismo procedente la multa que establece el art. 2 ley 25.323 ante la falta de cumplimiento de la intimación del actor a que se le abonaran rubros indemnizatorios (TCL fs. 136) obligándola a iniciar acciones judiciales para obtener su cobro. Prospera este rubro por la suma de $630.

No resulta procedente la multa que reclama la actora con fundamento en el art. 8 de la ley 24.013, en razón de que no obra en el expediente constancia de que la actora haya dado cumplimiento a lo dispuesto en el art. 11 de la ley 24.013, se rechaza este rubro por la suma de $936.

Sí resulta procedente la multa que reclama con fundamento en el art. 15 de la ley 24.013, en razón de que la empleadora no ha acreditado que no colocara a la actora en situación de considerarse despedida, dentro de los dos años de cursada la intimación. Prospera este rubro por la suma de $1.021, 36 suma equivalente al importe de las indemnizaciones por antigüedad y preaviso.

No resulta procedente el rubro que reclama la actora con fundamento en el dec. 1433/05 al no encontrarse comprendido o alcanzado en las disposiciones de la ley 25.561, se rechaza este rubro por la suma de $235.

Reclama la actora la indemnización que establece el art. 182 LCT, por remisión del art. 178 de ese cuerpo legal.

Establece el art. 177 que la trabajadora deberá comunicar fehacientemente su embarazo al empleador, con presentación de certificado médico en el que consta la presunta fecha del parto, o requerir su comprobación por el empleador.

Luego de esta comunicación, certificada o comprobada y a partir de aquella, goza la trabajadora, establece la ley, del derecho a la estabilidad en el empleo. (estabilidad impropia).

La presunción que establece el art. 178, de que el despido obedece a causas de maternidad o embarazo, en el periodo que indica la norma, salvo prueba en contrario, se da, siempre y cuando la mujer haya cumplido con su obligación de notificar y acreditar en forma el hecho del embarazo así como, en su caso del nacimiento.

En el sub-lite estamos en presencia de un despido indirecto, en cuyo caso no opera la presunción legal en orden a que el cese fue debido a su maternidad y solo tendrá derecho a la indemnización reclamada, si demuestra que el distracto obedeció a tal situación personal.

Caben las siguientes consideraciones respecto a la prueba incorporada al expediente. Del TCL que obra a fs. 161 de fecha 08-05-06 surge que la actora acompaña mediante carta certificada el certificado médico extendido por el médico. La intimación que efectúa es que se le aclare su situación laboral ante despido verbal de fecha 06-05-06 y aviso de cierre del negocio, caso contrario se considerará injuriada y despedida por culpa de la empleadora. La actora con fecha 7 de abril (TCL de fs. 162) había cursado un emplazamiento a que se le aclarara su situación laboral en razón de haberse enterado que el negocio lo pusieron en venta. Comunica su estado de embarazo y manifiesta que a la brevedad entregará el certificado médico.

Con fecha 17-04-06 la empleadora le contesta que atento a su comunicación de embarazo, queda a la espera de presentación de certificado médico para tomar formal recepción de la novedad.

En la CD de fecha 16-05-06 (fs. 163) en que la actora se considera injuriada, en situación de despido, invoca la incontestación de la CD de fecha 08-05-06, habiendo comunicado mi estado de embarazo en forma fehaciente (no es la forma que requiere la ley, que es la del certificado o constatación) y ante las comunicaciones verbales de cierre del negocio por un lado, negativa de ello y negativa a otorgar las tareas cada vez que me he presentado o pedido a que aclarara mi situación laboral, considero su actitud reñida con la mala fe, ante ello me considero gravemente injuriada y despedida por su culpa.

Como se merituó al tratar el despido ésta es la causal que justifica el despido indirecto de la actora, no aclararle situación laboral ante cierre del negocio y negativa a otorgar tareas.

La actora no fue diligente en la notificación, si tenía el certificado en fecha 03-04-06 y comunica que lo va a remitir el 07-04-06, no se explica que deje transcurrir un mes para hacerlo mediante carta certificada, que no llega al destinatario en forma inmediata y es devuelta al remitente. El transcurso de ese mes es prueba suficiente de que la actora incumplió su obligación de notificación fehaciente, y agrego oportuna razón por la que no puede prevalerse de la presunción que establece la ley, máxime si se ha acreditado que media un despido indirecto y que el mismo obedece al cierre del negocio y negativa a otorgar tareas. Señalo como elemento convictivo del incumplimiento de la notificación fehaciente de la actora, los dichos de sus propios testigos Carolina Beatriz Sanchez expresó que dejó de trabajar porque la dueña cerraba el local. Indicó que la Sra. Galera tenía conocimiento del embarazo porque se le notaba la panza, eso fue en febrero, marzo de 2006, yo le calculaba 4 meses de embarazo a esa época. La testigo Jimena Vanesa Farias, al referirse al embarazo expresó que la actora se lo comentó cuando estaba en calle Rodriguez, calculo que estaba de un mes y medio cuando me lo dijo; ahí no más se dio cuenta la actora de que estaba embarazada. Esta testigo dijo que cuando se entera de que estaba embarazada, la manda de calle Rodriguez, que era un local lindo, al Persa, que era feo tenía una ropa de m....., fue como denigrándola.

Estos testimonios confirman que la actora incumplió su obligación de notificación fehaciente durante mucho tiempo, fue reticente y ocultó ese hecho, pretendiendo hacerlo cuando sabe que el local cerraba ( hecho acreditado).

Por las razones expuestas, prueba merituada y normas legales citadas, concluyo y es mi convicción de que no resulta procedente la indemnización que reclama la actora con fundamento en los artículos 177, 178 y 182 LCT, la que se rechaza por la suma de $ 6.123.

Señalo como elementos convictivos de las soluciones a que arribo que respecto a estos hechos que relatan los testigos, surge que la actora o es negligente como se señaló u oculta los hechos. Respecto a los hechos que oculta, la actora manifiesta en su súplica que trabajó en el local ubicado en el Super Persa, y resulta que el Tribunal se entera en la audiencia de Vista de Causa, por el dicho de sus testigos que trabajaba en calle Rodriguez, allí se enteran del embarazo y el traslado al Persa aparece como un castigo, como una forma de rebajarla, denigrándola, según lo expresa la testigo Farias. O miente la actora en su súplica, o mienten sus testigos, o bien oculta los hechos la actora en la demanda y los testigos deponen sobre hechos que la actora no invoca.

Las costas por lo que prospera la demanda se imponen a la demanda vencida y por lo que se rechaza a la actora (art. 31 CPL, arts. 35, 36 CPC).

Corresponde liquidar los intereses (art. 82 CPL). El actor en su demanda plantea la inconstitucionalidad de las leyes 7198 y 7358, en virtud del fallo plenario dictado por nuestro Superior Tribunal en los autos caratulados "Aguirre Humberto por sí y por su hijo menor en j. 146.70839.618 Aguirre Humberto c/ OSEP p/ Ejec. Sent. s/ Inc. Cas", la ley 7.198 ha devenido en inconstitucional atento a que la tasa pasiva que la misma fija no cumple con la función resarcitoria que deben tener los intereses moratorios. En consecuencia deberá aplicarse al capital de condena los intereses que fija la tasa activa prevista por el Banco de la Nación Argentina para las operaciones de descuento de documentos, siendo que tales intereses deberán remontarse a la fecha en que se produce la mora en el pago de las acreencias reclamadas en autos, desde que cada uno de los rubros fueron exigibles y hasta su efectivo pago.

ASI VOTO



Mendoza, 02 de Septiembre de 2009



EL TRIBUNAL

RESUELVE:

I- Hacer lugar al planteo de inconstitucionalidad efectuado por la actora, y en consecuencia declarar la incostitucionalidad de las leyes 7198 y 7358.

II- Hacer lugar parcialmente a la demanda iniciada por REYES JAQUELINA BEATRIZGALERA MIRTHA ESTHER condenando a esta a abonar la suma de PESOS SEIS MIL CIENTO SESENTA Y SIETE CON 08/100 ($6.167,08) en concepto de sueldo abril y días de mayo 2006, sac 2º semestre 2005, sac 1º semestre 2006, vacaciones no gozadas, diferencias salariales, indemnización por antigüedad, indemnización sustitutiva del preaviso, integración del mes de despido, multa art. 2 ley 25.323 y multa art. 15 ley 24.013 dentro de los CINCO DÍAS de quedar firme y ejecutoriada esta Resolución, con más las costas e intereses como se resolvió al tratar la segunda cuestión. contra

III- Rechazar la demanda iniciada por REYES JAQUELINA BEATRIZ contra GALERA MIRTHA ESTHER por la suma de PESOS SIETE MIL DOSCIENTOS NOVENTA Y CUATRO ($7.294) en concepto de multa art. 8 ley 24.013, dec. 1433/05 e indemnización arts. 177, 178 y 182 LCT, con costas como se resolvió en la segunda cuestión.

IV- Oportunamente, pase al Departamento Contable, para practicar liquidación de deuda, cálculo de honorarios de los letrados y demás gastos causídicos, conforme lo resuelto en la segunda cuestión.

V- Emplazar a la demandada en costas, en el término de DIEZ DÍAS a fin de que proceda al pago de aportes ley 5059, derecho fijo y tasa de justicia- actor exento-, bajo apercibimiento de ley.

Notifíquese la presente resolución a la Caja Forense, Dirección General de Rentas, Colegio de Abogados y Administración Federal de Ingresos Públicos.



REGÍSTRESE. NOTIFÍQUESE. CÚMPLASE.











Dr. José Luis Cano

Juez de Cámara















Se ha producido un error en este gadget.

Archivo del blog