sábado, 25 de julio de 2009

NULIDAD ACTA DE INSPECCIÓN ADMINISTRATIVA

Acta 000000- 20 DE JULIO DE 2009.
SR DIRECTOR:
00000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000.
S__________________________________/_________________________D

0000000000000000000000, ABOGADO, en nombre y representación de 0000000000000000, conforme a representación que invoco por me-dio de PODER GENERAL PARA JUICIOS Y ASUNTOS ADMINISTRATIVOS, constituyendo domicilio legal en calle 0000000000000000000, Ciudad, Mendoza, me pre-sento y respetuosamente digo:

I.- OBJETO. PLANTEA NULIDAD.
Que por la presente VENGO EN TIEMPO Y FORMA a presen-tar defensa contra Acta Nº 00000000000 20 DE JULIO DE 2009, la cual se labrara en uno de los locales de mi mandante, sito en calle0000000000000000000000000000 solicitando se deje sin efecto la misma por las razones de hecho y de derecho que paso a exponer:
Conforme se puede leer de las constancias que deja el inspector 000000000000000000 en el acta en cuestión, el mismo expresa que mi mandante no posee elementos de higiene necesarios y que los baños 00000000000000000000000000000000000000000000
Desde ya, adelanto, conforme expresa mi mandante, que lo rela-tado por el inspector en cuestión NO se ajusta a la realidad de los hechos.
Que por lo antes expuesto, previo a todo vengo a plantear la nulidad del acta de mención.
En rigor, conforme al Art. 979 del Código Civil la plena fe del acta labrada por el inspector se refiere a la instrumentalidad del acto jurídico y no a los hechos que pueden haber servido de base al mismo.
No debe confundirse el aspecto probatorio de la autenticidad del acto, cualidad ésta que confiere el hecho de ser Instrumento Público, ni debe pensarse tampoco que el carácter de Instrumento Público implica la verdad y legitimidad del contenido del acto. (Causa: Chab, Romina- 5080 - 27/12/98)
En el caso que nos ocupa el inspector no dejó constancia de los hechos que dan sustento fáctico a la defensa.-
Para garantizar esto último el Código Procesal Penal (art. 138) exige que las actas sean labradas con la presencia de dos testigos que no pueden pertenecer a la a la empresa, cuando se traten de actos irreproducibles, tales como inspección ocular o recepción de manifestaciones verbales. El inspector no lo hizo, ni dejó constancia de que lo hubiera requerido, y los testigos se hubiesen negado.
En el caso, el inspector actuante no menciona las manifestaciones observadas por el empleado, que jamás reconoció los hechos expresados por el inspector, los cuales no se ajustan a la verdad, por lo que lo antes expresado es apli-cable plenamente al acto en cuestión. Es más, nuestro dependiente, expresó al ins-pector que le dejara dar su versión de los hechos al pie del acta, a lo cual este se ne-gó.
De esta forma, el acta de comprobación, base de la resolución no es válida jurídicamente, ni para iniciar el proceso tendiente a aplicar las sancio-nes, ni a los efectos de la comprobación que exige la ley, viciando de nulidad el ac-ta.
Por todo lo expresado es que manifesto, conforme autorizada doctrina (Cassagne, Juan Carlos, Tratado de Derecho Administrativo, Tº II, pág. 285) que “La presunción de legitimidad cede frente a la aparición de vicios manifiestos en el acto administrativo. En tales casos el acto administrativo que no posee pre-sunción de legitimidad carece de ejecutoriedad.-
En el caso, el vicio del acto administrativo se encuentra en la vo-luntad de la emisión del acto, puesto que en el mismo se prescinden de los hechos fundamentales para la comprensión de lo efectivamente ocurrido, incurriendo en un acto administrativo arbitrario.
La doctrina de la arbitrariedad tiende a resguardar la garantía de defensa en juicio y el debido proceso (Art. 18 de la Constitución Nacional), exigiendo que las resoluciones de la administración sean fundadas y constituyan una derivación razonada del derecho vigente y de las circunstancias efectivamente ocurridas.
II. HECHOS:
Sin perjuicio de la nulidad planteada, la realidad de los hechos es muy distinta de la expresada por el inspector, de hecho, hemos sido visitados, des-de la existencia de la pandemia de GRIPE A, más de 10 veces, y en todas las oportuni-dades nos han felicitado por el orden y la limpieza, siendo los primeros, por respon-sabilidad social empresaria de expresas frente a los medios de prensa cuales fueron las medidas tomadas, de hecho hemos sido noticia por ello en 0000000000000000000000000000000000
III. PRUEBA:
1.- Copia deL ACTA en cuestión.
2. Informe de 00000000000000000000000000.
3.- Testimonios:
000000000000000000000000000000000000000.
Los mismos deben ser interrogados en audiencia que se fije al efecto, por las generales de la ley; para que digan si saben, y en todo caso como saben en que estado de limpieza se encontraba el local de calle 00000000000000000000000; se hacer reservas de ampliar o sustituir preguntas en la audiencia que se fije al efecto.
4.- INSPECCIÓN OCULAR.
Solicito se realice inspección ocular para constatar el estado de limpieza y cumplimiento de la normativa vigente en el local en cuestión.
IV. SE HACEN RESERVAS.
Dado los hechos manifestados, y la defensa de nulidad plantea-da, y teniendo en cuenta que el acta en cuestión viola el derecho de defensa de mi mandante, debiendo para el caso aplicarse la teoría del árbol envenenado, de aplicarse sanción alguna por medio del acta en cuestión, se hacen reservas de las instancias re-cursivas, y de hincar acciones penales y civiles que correspondan.
IV. DERECHO:
Se funda el presente descargo en la Constitución Nacional y sus símiles de la Constitución Provincial, la ley 3909 y todo normativa aplicable al caso siempre que no contraríen norma jerárquicamente superior, haciendo en este último caso reserva de toda acción tendiente a lograr su declaración de inconstitucionalidad.-
V. PETITORIO:
Por lo expuesto a esta instrucción se solicita:
1. Téngame por presentado domiciliado y parte en el carácter invocado.
2. Téngase por presentado el recurso de revocatoria en tiempo y forma.-
3. Téngase presente la ratificación de nuestro descargo anterior.-
4. Téngase presente que con esta presentación no se consiente ningún acto anterior, ni se purgan los vicios que padece este procedimien-to.-
5. Tenga presente la reserva de daños y perjuicios.
DERECHOS DE AUTOR: DR. MARIANO GABRIEL LUSVERTI.
Se ha producido un error en este gadget.

Archivo del blog